miércoles, 27 de noviembre de 2013

Vista desde la bahía


Vista de Santander desde la bahía, con la calle Castelar en primer plano.

Últimos rayos de sol


Los últimos rayos de sol del día caen sobre la avenida de la Reina Victoria. Un buen lugar para descansar mientras se contempla una maravillosa vista.

lunes, 25 de noviembre de 2013

El Faro de La Cerda



Cuando en Santander se habla de faros, todo el mundo piensa en el de Cabo Mayor, conocido simplemente como "el faro". Pero no es el único que hay. En la Punta de La Cerda, al extremo de la península de La Magdalena, está el Faro de La Cerda. Se llama así por la Batería de La Cerda que el Ejército estableció ahí hace unos siglos para defender la entrada a la bahía. Fue inaugurado en 1870 y está a 24 metros sobre el nivel del mar. Emite un haz de luz blanca que tiene un alcance de 8 millas náuticas.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Un poco de historia (VII)

El pasaje de Peña



El Pasaje de Peña, más conocido como El Túnel, a mediados de los años cuarenta, poco después de ser inaugurado. Lleva el nombre de Peña por el entonces Ministro de Fomento, Sr. Peña. Su construcción se basa en una idea del alcalde Castillo Bordenabe (conocido como "El Piqueta" por su afán de derribar edificios), de 1936, de unir el centro de la ciudad con las estaciones.

Santander acababa de apagar los últimos rescoldos del incendio de 1941, por lo que aún era una ciudad en ruinas, aunque ya empezaba la reconstrucción. Como se ve en la foto, la iglesia de Nuestra Sra. de la Consolación y las casas de los alrededores se salvaron del fuego. Lo que hoy es el Parque de Juan José Ruano (en el que hay un fragmento del muro de la "Casa de Recogidas" del siglo XVIII) entonces no era más que un terraplen; los recordades Almacenes Simeón estaban en construcción, y en la acera izquierda no había más que un solar. Sin embargo, la mayoría de las casas que se ven en la foto aún existen, mientras que el edificio de los Juzgados impide ver la iglesia.


Un poco de historia (VIII). Recuerdo de la avenida de Calvo Sotelo
Un poco de historia (VI). Recuerdo de la calle Jesús de Monasterio

jueves, 21 de noviembre de 2013

Origen de El Camello



Como sabéis, la playa de El Camello debe su nombre a la peculiar forma que tiene una roca, pero seguro que no sabéis que al pie de una de las escaleras que comunica el aparcamiento de la playa con la avenida de Reina Victoria hay un pequeño mural, que pasa desapercibido, con una cita de Benito Pérez Galdós contando el origen del nombre de la playa.

Negros nubarrones


Negros nubarrones, que no presagian nada bueno, se ciernen sobre El Sardinero.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Un poco de historia (VI)

Recuerdo de la calle Jesús de Monasterio



La calle Jesús de Monasterio en los años 70. ¿Quién no se acuerda de Simago y de Almacenes Simeón? Mucha gente aún dice "me bajo en la parada de Simeón", "donde estaba Simago", etc. Aunque en la foto se ve que el tráfico ya era fluído, sin embargo no había problemas para encontrar aparcamiento.


Un poco de historia (VII). El pasaje de Peña
Un poco de historia (V). El Alto de Miranda

jueves, 14 de noviembre de 2013

Tarde tranquila


Una tarde tranquila en el puerto. Los prácticos están en su caseta a la espera de algún barco que zarpe o llegue a puerto.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Cambio de nombre


Ya están puestas las placas con el nuevo nombre de la calle. La, hasta hace unos días, calle General Mola, ahora se llama Ataúlfo Argenta en conmemoración del aniversario del nacimiento hace 100 años en Castro Urdiales del gran director de orquesta, que triunfó en todo el mundo. Aún se recuerda en Santander cuando dirigió las nueve sinfonías de Beethoven en el Festival Internacional de Santander en la Plaza Porticada en 1953.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Cambiando de lugar




Tal vez sean los elementos ornamentales de la ciudad que más veces han cambiado de ubicación. La farola de "Las cuatro estaciones" estuvo en la plaza de la Esperanza, en la plaza del Ayuntamiento y actualmente está en la Alameda de Oviedo. Las farolas que están en la plaza de Numancia forman un conjunto de cuatro: las dos que están en Numancia, la que está en la plaza de Juan Carlos I y la que está en la rotonda situada en la Alameda de Oviedo junto al Centro de Salud de la calle Vargas. Son las farolas que originalmente estuvieron en la plaza de Farolas, a la que dieron nombre. También han cambiado de ubicación varias veces. Una de ellas estuvo muchos años en la calle Montejurra.

Por último, el "viajero" por excelencia: Velarde. Si hay algún monumento en la ciudad que ha cambiado de sitio es éste: en la plaza de la Libertad (actual plaza de Pombo), en varios sitios de la plaza de Farolas, en la plaza de Velarde, otra vez en Farolas y de nuevo en la plaza de Velarde, aunque en otra ubicación.

¿Volverán a cambiar de lugar?

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Una apacible tarde



Hoy ha hecho un día estupendo, ideal para pasar una apacible tarde fondeado frente a Peña Cabarga cubierta de nubes o pescando, quién sabe si una dorada, un jargo, una pequeña sula... En cualquier caso, ¡que aproveche!

domingo, 3 de noviembre de 2013

Los primeros estorninos


Llegan los primeros estorninos de la temporada. Habrá que tener cuidado al pasear por la plaza de las Brisas y los Jardines de Piquío, pues podemos recibir un regalo no deseado proveniente de las alturas.