martes, 28 de enero de 2014

Un rincón desaparecido


En Santander hay muchos rincones que pasan desapercibidos y son poco conocidos, y hay otros que, como el de la foto, por desgracia ya no existen. Este antiguo rincón estaba, hasta hace unos tres años, en la calle Alta.

viernes, 24 de enero de 2014

Escudos de Santander (III)


 

Hay muchos escudos de Santander repartidos por la ciudad, muchos de ellos conocidos y otros que pasan desapercibidos porque están desgastados por el tiempo, están medio ocultos, son pequeños, etc. El de la primera foto está en la fachada del edificio que hace esquina entre las calles Cisneros y Cervantes, donde hay una oficina de Caja Cantabria.

El de la segunda foto es tal vez el más desconocido de la ciudad. Está en lo alto del edificio que está en el número 11 de la calle Juan de Herrera. Por último, el que aparece en la tercera foto está al nivel de la calle, prácticamente en el suelo. Está en la calle Alta, en la entrada al Mercado de México.



miércoles, 22 de enero de 2014

El parque de La Marga




El parque de La Marga está situado en los terrenos de la antigua factoría maderera de "La Marga", a la entrada de la ciudad y junto a las vías del tren. Es un pequeño parque, tranquilo y con bonitos rincones. Muy frecuentado por los vecinos de las calles Castilla y Marqués de La Hermida, para el resto de la ciudad es prácticamente un desconocido.

lunes, 20 de enero de 2014

Escudos de Santander (II)




El escudo de la primera foto se encuentra, de momento, en los Jardines de Pereda, a la puerta de la Oficina Municipal de Turismo. Digo de momento porque en unos meses dicha Oficina será derribada. ¿Qué pasará con el escudo? ¿Se conservará y se trasladará a otro lugar? ¿Se destruirá sin más? Sería una pena, pues es muy bonito.

El segundo escudo estaba a la puerta del antiguo Parque de Bomberos en Cajo. Desconozco qué ha sido de él. ¿Está en el nuevo Parque? ¿Está tirado y abandonado en algún almacén municipal?

Por último, el escudo de la tercera foto lo podemos ver en la fachada de la sede de la ONCE, en la calle Burgos.


Escudos de Santander (III)
Escudos de Santander (I)

viernes, 17 de enero de 2014

El viejo tamarix


El viejo tamarix del Paseo Marítimo, tras mucho tiempo erguido soportando viento, lluvia, frío, calor, ha decidido que ya va siendo hora de tomarse un descanso.

jueves, 16 de enero de 2014

Los monumentos de Reina Victoria (II)

 

Siguiendo nuestro camino por Reina Victoria, nos encontramos en la curva de La Magdalena con el monumento al periodista y escritor José del Río Sáinz "Pick", más conocido en toda la ciudad como "El Botas" por el tamaño de las botas de agua que lleva puestas.

Más adelante, en los pequeños jardines que separan las playas de La Concha y la Primera, hay un monumento a San Roque que recuerda la ermita que hubo en ese lugar hasta 1936. A unos metros se encuentra el monumento al científico Augusto González Linares, creador y director de la primera estación de biología marina que hubo en España y que estuvo en Santander.

Por último, cambiando de acera, a la altura de la playa de La Concha, junto a un pequeño aparcamiento, hay una fuente dedicada a María Luisa Pelayo, segunda Marquesa de Valdecilla.


Los monumentos de Reina Victoria (I)

martes, 14 de enero de 2014

Los monumentos de Reina Victoria (I)





La avenida de Reina Victoria, además de ser un magnífico balcón con vistas incomparables a la bahía y un buen lugar para pasear, también esconde sus secretos, como esos tres pequeños monumentos que pasan desapercibidos al paseante, además de otros más visibles y conocidos.

Yendo hacia El Sardinero, nos encontramos con dos de ellos prácticamente juntos: los dedicados al poeta argentino B. Fernández Moreno y al escritor santanderino Gerardo Diego, sentando en un banco contemplando la bahía. Cerca de ellos está el gran monumento al periodista José Estrañi y Grau, al que le falta desde hace muchos años una pequeña figura que representaba el Nacimiento de Venus, como aparece en el cuadro de Botticelli. La quitaron para restaurarla y no se volvió a saber nada de ella. También hace tiempo que dejó de manar el pequeño surtidor que tiene el monumento.

Siguiendo el paseo encontramos, en una pequeña pérgola un busto homenaje al cantante Jorge Sepúlveda, famoso en los años 50 y 60 por sus canciones "Mirando al mar" y, sobre todo, "Santander", que ha llegado a convertirse en un himno de la ciudad. Aún hoy día sigue teniendo muchos admiradores y siempre hay un ramo de flores frescas en su busto.


Los monumentos de Reina Victoria (II)

Un poco de historia (XIII)

Recuerdo de la plaza de Farolas


Así era la Plaza de Farolas en 1950, con el monumento a Velarde en el centro, entre dos estanques. Al fondo se puede ver el entonces nuevo Hotel Bahía. ¿Cuántas veces habrá cambiado Velarde de sitio? Ya ni los más viejos del lugar lo saben.


Un poco de historia (XIV). Los cines en Santander
Un poco de historia (XII). Recuerdo de la dársena y el Muelle


lunes, 13 de enero de 2014

Escudos de Santander (I)




En muchos edificios de Santander hay, en su fachada principal, escudos oficiales de Santander, Cantabria y España, de distintos estilos, épocas, materiales, tamaños, etc. En las fotos se ven los escudos que estaban en la Prisión Provincial que estaba en la calle Alta y y uno de los dos que estaba en la antigua sede del Gobierno Regional de Puertochico. Quién sabe si al derribar los edificios se conservaron y están tirados en algún almacén, o se destruyeron sin más.


Escudos de Santander (II)

viernes, 10 de enero de 2014

Anuncios para la historia





Aunque ya hace tiempo que desaparecieron, aún se pueden ver en las calles de Santander diversos letreros comerciales de negocios, servicios, etc., que por su valor, interés, diseño, etc., se conservan o, simplemente, no han sido retirados al cerrar el negocio.

El anuncio de la "Compañía Vascongada" se encuentra en el segundo tramo de la calle San Francisco. El de la naviera "Holland-America Line" de la segunda foto se encuentra en la calle Hernán Cortés, en la Plaza de Pombo. El de la "Compañía Trasatlántica" está en el Mercado del Este, en la fachada de la calle Ataúlfo Argenta. Por último, el letrero de la "Frutería Mary" está al inicio de la avenida de Los Castros, junto al Hotel Colón.

miércoles, 8 de enero de 2014

lunes, 6 de enero de 2014

Un poco de historia (XII)

Recuerdo de la dársena y el Muelle


Así eran la dársena y El Muelle en 1884. Ya entonces se había ganado bastante terreno al mar, pues éste llegaba hasta la actual Plaza de Cañadío. El primer edificio por la izquierda era la Aduana, que fue derribado justo después del incendio de 1941, cuando se reconstruyó la ciudad. En su lugar, y guardando un gran parecido, se construyó la actual sede de Hacienda, en lo que es el inico del Paseo de Pereda. El tercer edificio por la izquierda, el más bajo, también fue derribado. Todos los demás se conservan hoy en día y están protegidos. Al fondo se puede ver la ladera sur del Paseo del General Dávila, por donde transcurre el Paseo de Menéndez Pelayo.

¿Y qué decir de los barcos? Queches, bergantines, goletas, vapores... que traían mercancías de todos los rincones del mundo, sobre todo de América. Los bajos de las casas de El Muelle eran bodegas, almacenes, de comerciantes que tenían su despacho en el piso superior. ¿Será "La Montañesa" alguno de ellos? (uno de los protagonistas de "Sotileza" es hijo del capitán de "La Montañesa").


Un poco de historia (XIII). Recuerdo de la plaza de Farolas
Un poco de historia (XI). Los trolebuses a El Astillero

jueves, 2 de enero de 2014

¿El último, por favor?


La parada de autobús de la Plaza de los Remedios. Tal vez sea la única parada de autobús de Santander en la que aún se respeta el orden de llegada y se hace fila para subir al autobús. En su origen era el principio y el final de la línea a Miranda, cuando el autobús (mucha gente aún recuerda aquellos Chausson franceses azul marino) giraba a la izquiera en Calvo Sotelo, en lugar de a la derecha como ahora, e iba y volvía por Menéndez Pelayo (por General Dávila no circulaba entonces ninguna línea de autobús). Hoy es una parada más del recorrido.