martes, 29 de abril de 2014

La más retratada



Todos la conocemos. Es la farola que está al final del pequeño espigón junto al Palacete del Embarcadero. Puede que sea una de las escenas más fotografiadas de Santander. Desde hace muchos años ha habido una farola en ese punto, impasible al mal tiempo, a suradas, a golpes de mar, etc. Puede que tenga rotos algunos cristales del farol y que no se encienda, pero ella resiste.




¿Quién no ha caminado hasta ella, con miedo de caerse al mar, para hacerse una foto, contemplar el paisaje, sentarse en el suelo o en el noray que está a su lado a pasar la tarde, pescar...? De todas las farolas que hay en Santander es, sin duda, la más retratada. Ha sido, es y será protagonista de fotos y cuadros durante mucho tiempo. Antes que la actual hubo otras y algún día la sustituirán, pero seguirá siendo objetivo de cámaras y pinceles.

viernes, 25 de abril de 2014

Casas singulares (IV)


 


Siguiendo nuestra ruta por las casas con encanto que podemos encontrar en Santander, hoy nos centramos en la avenida de Reina Victoria. Partiendo de San Martín camino de El Sardinero, nos encontramos con las casas de las dos primeras fotos (la primera de ellas es la "Quinta Ribalaygua"). Aunque con pequeñas diferencias, las dos comparten el mismo diseño y estilo. Como se ve en la foto, la segunda está pintada con dos colores ya que está dividida en dos viviendas.

La tercera casa, construida en piedra, actualmente está dividida en apartamentos. Es una pena que apenas destaque, ya que es muy bonita. La última es una gran mansión de estilo inglés construida frente a la playa de El Camello y pertenece a una conocida familia de Santander.


Casas singulares (V)
Casas singulares (III)

jueves, 24 de abril de 2014

Un poco de historia (XIX)

Semana Santa



En nuestro pequeño repaso a la historia de Santander vamos a ver cómo eran antes las procesiones de Semana Santa. En la primera foto tenemos la procesión de Jueves Santo de 1928 a su paso por La Ribera, junto a Correos. La segunda foto también corresponde a Jueves Santo, pero en este caso de 1930. La procesión transcurre junto al Ayuntamiento. También se puede ver la iglesia de San Francisco.



Estas dos fotos corresponden, en primer lugar, a la Semana Santa de 1941, justo después del incendio, a su paso por La Ribera. En la segunda foto se ve el paso de Jesús Nazareno en 1943 en la calle Atarazanas.



lunes, 21 de abril de 2014

Casas singulares (III)




Siguiendo nuestra ruta por las casas con encanto de Santander, y sin salir aún de El Sardinero, nos encontramos con "Los Pinares", esa imponente mansión que está frente a la playa, al final de la calle Duque de Santo Mauro. Cuando se construyó, tenía la entrada por la gran verja que está justo detrás de la gasolinera. Actualmente tiene la entrada por la calle Duque de Santo Mauro.

En esta misma calle, y haciendo esquina con la calle Luis Martínez, nos encontramos la bonita casa de la segunda foto, "Villa Ignacia". También en la calle Duque de Santo Mauro, en la esquina con la calle Ramón y Cajal nos encontramos con "La Torrecilla" (antes "Villa María"), casa que durante muchos años, hasta los años 80, fue la clínica ginecológica del doctor Cabello. Tras estar cerrada unos años después de cerrar la clínica, instalaron en su planta baja un pub que no duró mucho tiempo.


Casas singulares (IV)
Casas singulares (II)

miércoles, 16 de abril de 2014

Los desconocidos estanques de La Magdalena



Que La Magdalena es un lugar lleno de encanto, con maravillosos rincones por los que perderse, y con unas vistas increíbles, todos los sabemos. Pero poca gente conoce los lugares ocultos que tiene La Magdalena, como los dos estanques de las fotos.

El primero de ellos está junto al acantilado, entre los edificios de Protección Civil y de la Autoridad Portuaria. Es un estanque, de forma irregular, y que tiene pequeñas divisiones en su interior. A un lado, a un nivel inferior, tiene otro pequeño estanque adosado también dividido. Tal vez estas divisiones fueran, en su día, jardineras dentro del estanque. Quién sabe. Hoy están llenas de agua.

El segundo estanque, el que está más "oculto", está en el bosque. Según se baja por la carretera desde el Palacio hacia el mini zoo, a mitad de camino, más o menos, hay que adentrarse un poco en el bosque y, en un pequeño claro, está este estanque, de forma redonda.

Aunque están bien cuidados, están llenos de agua de lluvia, hojas, piñas, ramas, etc. ¿Tendrían peces, nenúfares, etc., cuando los hicieron?

Casas singulares (II)






Sin salir apenas de El Sardinero, en el Paseo de Pérez Galdós, podemos encontrar varias residencias que llaman la atención. La primera foto corresponde a "El Promontorio", hasta hace poco residencia familiar de Emilio Botín, construida a finales del siglo XIX, y ahora perteneciente a la Fundación Botín. En la esquina del paseo con la calle Duque de Santo Mauro está "La Casuca", otra residencia de estilo montañés construída en 1916, como pone en una placa junto a la puerta, y actualmente en venta.

Frente al colegio de las Esclavas está "Quinta Maza", construída por la familia Maza, una familia de indianos. Es una de las casas más bonitas de Santander y la que, tal vez, tiene las mejores vistas. Después de pasar varios años cerrada y abandonada, y pasando de dueño en dueño, ahora es propiedad de la Fundación Botín y está en proceso de restauración. Unos metros más abajo, y en la otra acera, está "Villa Iris", también propiedad de la Fundación Botín y sede de exposiciones, congresos, conferencias, etc.

Cerca del Alto de Miranda se encuentra la casa de la última foto, de construcción reciente imitando el estilo montañés tan característico.


Casas singulares (III)
Casas singulares (I)

lunes, 14 de abril de 2014

Escritores en las calles






Cuando se pone nombre a una calle, normalmente se eligen personales populares (escritores, deportistas, actores, etc.), políticos importantes, reyes, etc., para poner sus nombres a dichas calles. Otras veces se les pone el nombre de acontecimientos históricos o la fecha en que éstos ocurrieron. En Santander muchas calles llevan el nombre de estos personales. Hoy traemos una pequeña muestra, en este caso son calles y paseos con el nombre de famosos escritores.

Empezamos con Calderón de la Barca, que tiene una calle dedicada frente a la bahía y que va de la Plaza de Alfonso XIII a la Plaza de las Estaciones. A continuación pasamos Lope de Vega, con calle dedicada (en este caso en cuesta) y que tiene la bahía como fondo. Discurre entre la calle del Sol y el Paseo de Pereda. La tercera foto corresponde al Paseo de Menéndez Pelayo, insigne polígrafo y erudito santanderino. Dicho paseo va desde la calle Santa Lucía hasta el Alto de Miranda.

La cuarta foto corresponde al Paseo de Pereda, en recuerdo de José María de Pereda, el mejor escritor costumbrista que ha dado La Montaña. Él mejor que nadie supo describir la tierruca, sus habitantes, pueblos, tradiciones, etc. Está situado en la mejor zona de la ciudad, frente a la bahía, con unas vistas insuperables. Durante mucho tiempo vivió en el número 4, en cuyo portal hay una placa conmemorativa.

Por último, nos trasladamos al Paseo de Pérez Galdós. Otro gran escritor, de origen canario, pero que pasaba los veranos en Santander, en el chalé "San Quintín" situado en esta calle y que aún existe. Galdós fue contemporáneo de Pereda, con quién tenía gran amistad.

Además de los ya citados, hay más escritores con calle dedicada en Santander, por ejemplo: Francisco de Quevedo, Consuelo Berges, León Felipe, Gerardo Diego, José Simón Cabarga, etc.

martes, 8 de abril de 2014

Casas singulares (I)





Empezamos hoy una nueva serie, dedicada esta vez a mostrar todas las casonas, chalés, villas, etc., que, por su arquitectura, estilo, antigüedad, etc., merecen ser conocidas y muchas veces pasan desapercibidas y nadie sabe de su existencia.

Partimos del Alto de Miranda, donde nos encontramos con "Las Cumbres", una bonita casa de estilo montañés y muy bien cuidada. Bajando por la avenida de Los Infantes nos encontramos, a mano izquierda, con "El Retiro", un pequeño chalé que perfectamente podría ser el escenario de muchas películas de intriga dado su peculiar estilo.

En la misma avenida de Los Infantes, también a mano izquierda, está el pequeño chalé "Bojar", un hotelito familiar con encanto muy bien conservado.



lunes, 7 de abril de 2014

Un poco de historia (XVIII)

Santander desde el aire



Nuestro viaje al pasado de hoy nos lleva a los años 30. Así era Santander visto desde el aire. En la primera foto se puede observar cómo eran los Jardines de Pereda, El Muelle, etc. Muchos de los edificios que se ven en la foto desaparecieron en el incendio de 1941, pero otros siguen existiendo, como Correos, el Banco de España, la Catedral (aunque fue reconstruida).

La segunda foto nos muestra cómo eran la avenida de Reina Victoria, el paseo de Pérez Galdós, la playa de Los Peligros, y al fondo se pueden ver Cueto y Monte.


Un poco de historia (XIX)
Un poco de historia (XVII)

martes, 1 de abril de 2014

Escudos de Santander (VIII)




Para ver los escudos de hoy tenemos que ir, en primer lugar al Pasaje de Peña, el popular túnel que une la Plaza de las Estaciones con el centro de la ciudad. Hay un escudo en la parte superior de cada entrada. En la Plaza de Manuel Llano, en Cazoña, está la llamada popularmente "Puerta de Alcalá", la fachada de un antiguo lavadero que había en una transversal de la calle Castilla y que por su interés fue conservada y situada en dicha plaza. En su parte superior está el segundo escudo de hoy. El último escudo está muy cerca, en Pronillo, en la puerta de acceso a la Traída de Aguas. Como se puede ver, necesita un urgente lavado de cara.


Escudos de Santander (IX)
Escudos de Santander (VII)

Vista diferente


Desde la calle Bonifaz se puede apreciar esta vista poco conocida y diferente de la torre de la iglesia de los PP. Jesuitas, situada en la calle San José.