viernes, 19 de junio de 2015

Un poco de historia (XLI)

La Plaza de las Estaciones

Actualmente se la conoce como la Plaza de las Estaciones, pero su primitivo nombre era Plaza de las Navas de Tolosa. Recibió el nombre a finales del siglo XIX y rememora la célebre batalla de las Navas de Tolosa, que tuvo lugar el 16 de julio de 1212, en la que se enfrentaron un ejército aliado cristiano, mandado por Alfonso VIII de Castilla, y las tropas almohades del califa Muhammad an-Nasir en la provincia de Jaén. La batalla fue ganada por las tropas cristianas y es considerada como un hecho muy importante de la Reconquista.


Rampa de Sotileza y Plaza de las Navas de Tolosa

El paredón de la Rampa de Sotileza formaba el límite norte. Al oeste lindaba con la Estación del Norte. La actual calle Atilano Rodríguez y el túnel se abrieron después del incendio de 1941, coincidiendo con la construcción de las nuevas estaciones. La plaza limitaba al sur con la calle Calderón de la Barca y las vías del ferrocarril, y al este con el edificio en el que estuvo el Hotel México (actual Hotel Abba Santander), otro edificio que hace esquina a la calle Méndez Núñez y un viejo almacén en cuyo solar se construyó años después el edificio en el que está la Ferretería Montañesa.

Estación del Norte (1936)

Ya en la Edad Media existía en esa zona una muralla que defendía la entonces villa de Santander de los ataques por el mar. Dicha muralla seguía la línea marcada por el Castillo de San Felipe y la entonces Abadía de los Santos Cuerpos. En dicha muralla había una escalinata que comunicaba la Puebla Alta con un pequeño embarcadero denominado El Dueso. Debido al mal estado en que se encontraba dicha escalinata, el Ayuntamiento decidió construir un camino que comunicara la calle Alta con el ferrocarril, atravesando dos grandes zonas de marisma, una de las cuales dio origen a la plaza de las Navas de Tolosa al ser rellenada. Después de muchos proyectos, el 29 de marzo de 1887 se terminaron las obras de la actual Rampa de Sotileza. 

Por la plaza también circulaban los tranvías que tenían ramales que terminaban en la Estación del Norte. Junto al paredón se encontraban los Talleres Corcho, que fabricaban calderas, cocinas, aparatos sanitarios, etc. 

Estaciones (1947)

Plaza de las Estaciones (1960)

Plaza de las Estaciones (años 70)
(Autor: Fotografía Mazo)

Con el tiempo la plaza acabó siendo un descampado, conocido popularmente como "la suelta", en el que se podía alquilar o contratar carros de caballos para transportar mercancías. Poco a poco los carros fueron sustituidos por camiones y furgonetas, y el lugar también empezó a ser utilizado como aparcamiento y punto de salida y llegada de los autobuses que cubren las líneas con los pueblos de la provincia, hasta que en los años 80 se construyó la actual Estación de Autobuses.


Cuando se construyeron las actuales estaciones de ferrocarril la plaza empezó a llamarse "de las Estaciones", nombre con el que se ha quedado. Con el nombre de Navas de Tolosa fue llamada la pequeña calle que une las calles Cádiz y Calderón de la Barca. 

Ferias de Santiago en la Plaza de las Estaciones

Tren de mercancías circulando por la calle Calderón de la Barca

Los trenes dejaron de circular por la calle Calderón de la Barca a finales de los años 80. En la plaza también se instalaron las Ferias de Santiago durante algunos años.

Plaza de las Estaciones en la actualidad

Calle Navas de Tolosa en la actualidad