miércoles, 28 de septiembre de 2016

El otro Santander (I)

Una de las mejores formas de conocer una ciudad es perderse por sus calles, callejear. De este modo se puede descubrir rincones, callejuelas, travesías, pasajes, etc., que no aparecen en los planos, libros, guías de viaje, etc., y que, pese a esto, pueden llegar a tener su encanto. Cuando tengáis tiempo libre os recomiendo que lo hagáis en Santander. Es lo que pretendo con esta nueva serie de artículos: descubrir rincones de Santander desconocidos, descubrir "el otro Santander".


Las travesías de San Matías y La Enseñanza

La calle San Matías es una pequeña calle que une las calles Vista Alegre y La Enseñanza y que tiene una pequeña travesía sin salida pero que, por increíble que parezca, tiene la suficiente anchura como para que en ella se pueda aparcar en batería.



Travesía de San Matías

En esta calle, al igual que en el Paseo de Pereda, se da la curiosa circunstancia de que hay portales con números pares e impares en la misma acera.

Por lo que a la travesía de La Enseñanza respecta, ésta se encuentra en la acera derecha de la calle, antes de la travesía de San Matías. Es una calle muy estrecha y pequeña a la que se accede por unas escaleras. Tampoco tiene salida.


Travesía de La Enseñanza

El otro Santander (II)


viernes, 16 de septiembre de 2016

Numeración correlativa

En las calles de Santander podemos encontrarnos cosas curiosas en las que nadie se fija, aunque estén a la vista, pero que están ahí. Hace unos días una seguidora del blog, Elena, me mandó un correo en el que me preguntaba por una de estas curiosidades. Me contaba que un día tenía que ir a una oficina situada en un piso en el Paseo de Pereda y que cuando estaba buscando el portal se dio cuenta de algo curioso. Al principio no lo creía pero, después de hacer su gestión, recorrió de arriba abajo el Paseo de Pereda y pudo comprobar que era cierto, que lo había visto bien. Como no sabía a quién preguntar decidió escribirme para ver si yo la podía ayudar pero, tras preguntar a gente que podría saberlo, nadie me ha podido dar una respuesta convincente, sólo suposiciones.

Portales números 3 y 4

Portal con los números 7 y 8

Como todos sabéis, en cualquier calle los portales de una acera tienen números impares y los de la otra acera los tienen pares. En Santander hay muchas calles que sólo tienen una acera (el Paseo de Pereda, Vargas, San Fernando, Castelar, etc.) y sus portales son pares (San Fernando) o impares (Vargas, Castelar). Sin embargo, en el Paseo de Pereda se da un caso curioso: sus portales tienen números pares e impares. Esto es lo que llamó la atención a Elena.

Supongo que esto tendrá algún motivo, alguna explicación; tal vez en la Casona, en algún viejo registro, esté el por qué o haya alguien que lo sepa. Creo que es la única calle de Santander en la que pasa esto.

Portales números 16 y 17


ACTUALIZACIÓN:

Gracias a nuestro amigo Gonzalo, del blog "Hablando de Cantabria", el cual recomiendo, hemos podido saber que en la Travesía de San Matías también hay portales pares e impares en la misma acera.

Portales números 3 y 4A de la Travesía de San Matías

La imagen de Google Maps que aparece al ejecutar el vínculo de más arriba no está actualizada ya que en ella aún se puede ver el edificio correspondiente al número 2 de la calle. En la actualidad ese edificio ya no existe y el número 2 de la Travesía de San Matías es un solar vacío.

Otro lugar en el que los portales también tienen números pares e impares es la plaza de La Esperanza.


jueves, 15 de septiembre de 2016

Un poco de historia (LV)

La calle Joaquín Costa


Ya desde antiguo se tiene constancia de la existencia de un sendero que comunicaba el Alto de Miranda con el camino del Cañón1 por el barranco por el que descendía un pequeño arroyo formado por las aguas procedentes de Miranda y otros lugares altos cercanos. Este barranco siempre fue conocido como "La Cañía", nombre que recibió oficialmente en 1877. A partir de los años 60 del siglo XIX, cuando El Sardinero empieza a ser conocido como lugar de veraneo, el Ayuntamiento empezó a tener en cuenta esta zona en sus planes de urbanismo.

Calle Joaquín Costa (1923)

Calle Joaquín Costa

Durante mucho tiempo fue un lugar de aspecto campestre ya que en él había varias casas de labor y plantíos. Lo que relanzó definitivamente esta zona de El Sardinero fue el "tren de Pombo", el tranvía a vapor que, a través de un túnel bajo el Alto de Miranda que desembocaba en la vaguada de Tetuán, comunicaba El Sardinero con el centro de la ciudad. Se empezaron a construir chalés y hoteles de viajeros, y en ella se instalaron las Ferias de San Roque.

Tren de Pombo en La Cañía dirigiéndose al túnel

Vista de La Cañía desde el Alto de Miranda
(se puede ver el tren de Pombo dirigiéndose al túnel)

En 1911 recibió el nombre de Joaquín Costa como homenaje al político republicano fallecido ese mismo año. Sin embargo, popularmente sigue siendo conocida como "La Cañía".

1 El camino del Cañón era el nombre que recibía el tramo de costa comprendido entre La Magdalena y la Primera Playa, en el que se construyó la trinchera por la que se trazó la vía del tren de Gandarillas.