domingo, 30 de marzo de 2014

Tempus fugit (V)




Los relojes de hoy los podemos encontrar, en primer lugar, en la iglesia de Santa Lucía, en la calle Daoíz y Velarde. Es un reloj de tres esferas. El segundo reloj está en la fachada principal del Mercado de México, en la calle Alta. Por último, el tercer reloj lo encontramos en la torre de las estaciones, en la Plaza de las Estaciones.


Tempus fugit (IV)

Escudos de Santander (VII)




Nuestra ruta por los escudos de Santander que podemos ver en las fachadas de edificios y en monumentos nos lleva hoy, en primer lugar, al Mercado de la Esperanza. El segundo escudo lo podemos ver en el monumento a Velarde, situado en la plaza de Velarde, popularmente llamada Plaza Porticada.

El último escudo de hoy lo podemos ver en el Parque de Bomberos Voluntarios. En realidad hay varios, situados en las ventanas que dan a la plaza de Numancia y a la calle San Luis.


Escudos de Santander (VIII)
Escudos de Santander (VI)

jueves, 27 de marzo de 2014

Tempus fugit (IV)



Hoy traemos dos relojes más, también situados en iglesias. El primero está en la calle Vargas, en la iglesia de Nuestra Señora de la Bien Aparecida. El segundo está en la iglesia de San Roque, en El Sardinero.


Tempus fugit (V)
Tempus fugit (III)

lunes, 24 de marzo de 2014

Un poco de historia (XVII)

La calle Amós de Escalante


Así era la calle Amós de Escalante a mediados de los años 50. Los tranvías acababan de ser retirados (aún se aprecian las vías) y ya circulan los primeros trolebuses. En la foto se ve la caseta en la que se sacaba el billete y gente esperando en la parada. El tráfico era inexistente, la gente paseaba tranquilamente, los taxis esperaban en la parada, la calle tenía árboles...

Al fondo de la foto se puede ver la Alameda Primera y el inicio de las calles Burgos y San Luis. De los edificios de la calle Amós de Escalante que se ven en la foto ya sólo queda el primero, aunque en los años 60 fue reformado y le añadieron un piso. Es el que hace esquina con la calle Los Escalantes, en cuyos bajos, durante muchos años estuvo la Zapatería Príncipe. Los demás edificios que se ven en la foto aún existen, afortunadamente.


Un poco de historia (XVIII)
Un poco de historia (XVI)

viernes, 21 de marzo de 2014

Jardines de Piquío





Los Jardines de Piquío son uno de los parques más bonitos de Santander. En pleno corazón de El Sardinero, con unas vistas increíbles, fueron creados en los años 20 del siglo pasado. Están sobre un saliente rocoso que se adentra en el mar y separa la Primera Playa de la Segunda Playa. Son un lugar ideal para pasear, tomar el aire y descansar disfrutando de sus múltiples terrazas con bancos para disfrutar de las vistas.

Además de las palmeras y muchos árboles singulares, tal vez su elemento más característico sea la gran pérgola, desde la que la vista es inigualable. Actualmente se encuentran en un estado no muy bueno, pues el pavimento del suelo está levantado y roto en muchos sitios por las raíces de los árboles, la iluminación nocturna es muy mala, la rosa de los vientos y la bola del mundo necesitan una urgente restauración, faltan pérgolas que hubo que quitar debido al empuje de algunos árboles, etc. Pese a estos problemas, los jardineros hacen un magnífico trabajo y los Jardines siempre están limpios y muy bien cuidados y da gusto ver las flores tan bonitas que hay en ellos.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Parque de Venezuela




Venezuela, un país hermano, poseedor de grandes recursos y riqueza naturales, no sólo petróleo, que lo está pasando muy mal actualmente, en todos los aspectos, tiene en Santander un parque dedicado. Está en la calle Alta, entre el Asilo de La Caridad y el Mercado de México.

Es un pequeño parque muy bonito y tranquilo, muy bien cuidado, que pasa desapercibido y, salvo por los vecinos de la zona, apenas es conocido por el resto de la ciudad.

lunes, 17 de marzo de 2014

Escudos de Santander (VI)




Siguiendo nuestra ruta por los escudos de Santander que podemos encontrar por la ciudad, hoy podemos ver, en primer lugar, uno del que hay 12 ejemplares. Es el que podemos ver en las farolas que están en Numancia, la plaza de Juan Carlos I y en la rotonda que está en la Alameda de Oviedo, frente al Centro de Salud. En cada farola hay tres escudos, en mejor o peor estado.

El segundo escudo de hoy lo podemos ver en el monumento a José María de Pereda, en los Jardines de Pereda. Por último, el tercer escudo está en la fachada principal del Palacete del Embarcadero.


Escudos de Santander (VII)
Escudos de Santander (V)

Tempus fugit (III)




El primer reloj de hoy es el que podemos ver en la fachada principal del I.E.S. Santa Clara, en la calle del mismo nombre. El segundo es el reloj de cuatro esferas que está en la torre de la iglesia de los PP. Carmelitas, en la calle Del Sol. Por último, el tercer reloj es el de la torre de la iglesia de los PP. Redentoristas, en Miranda.



miércoles, 12 de marzo de 2014

Un poco de historia (XVI)

El dique de Gamazo



Estos días se está remodelando toda la zona de Gamazo para el Mundial de Vela, lo que incluye el viejo dique y la caseta de bombas. En la primera foto, de 1900, se ve un momento de su construcción. Ésta se inició en 1884 y terminó en 1908, entrando en servicio unos años después.

Junto a él se encuentra una caseta en la que estaban las bombas que se empleaban para llenarlo de agua y vaciarlo. Al principio eran bombas de vapor cuya caldera expulsaba el humo por la gran chimenea que se puede ver en la segunda foto. En esta foto también se puede ver la grúa a vapor Priestman que se empleaba en los trabajos que en él se realizaban. Con los años, las bombas pasaron a ser eléctricas, por lo que se derribó la chimenea, ya que no era necesaria, y a la grúa se le sustituyó la caldera por un motor de explosión.

En el dique de Gamazo se construyeron y repararon multidud de buques que navegaron los siete mares y estuvo en servicio hasta los años ochenta. Su último servicio fue como morada de la vieja draga "Vírgen de Loreto", que estuvo muchos años en él varada hasta que fue desguazada allí mismo hace no mucho.


Un poco de historia (XVII)
Un poco de historia (XV)

Escudos de Santander (V)




Siguiendo nuestra ruta por los escudos de Santander, hoy empezamos en El Sardinero. El primer escudo de hoy lo podemos encontrar en la fachada principal del Gran Casino. El siguiente está en el Centro Cultural "Doctor Madrazo", en la calle Casimiro Sáinz. El tercer escudo de hoy está en el Centro Cultural "Modesto Tapia", actual Centro Cultural CASYC, en la calle Tantín.


Escudos de Santander (VI)
Escudos de Santander (IV)

domingo, 9 de marzo de 2014

Don Pelayo



Don Pelayo fue un noble visigodo, considerado el primer monarca del reino de Asturias, que en 722 inició la Reconquista al mando de un ejército formado por tropas astures ayudadas, entre otros, por destacamentos formados por guerreros cántabros, el período en el que los reinos cristianos empezaron a recuperar el control de la Península enfrentándose a los monarcas musulmanes que por entonces la ocupaban. La Reconquista empezó en la Batalla de Covadonga y terminó en 1492, cuando los Reyes Católicos expulsaron a los musulmanes de España.

Pues bien, don Pelayo tiene una calle dedicada en Santander. Es una pequeña y céntrica calle que une las calles Jesús de Monasterio y Fernández de Isla, una calle que sirve de paso y de la que poca gente sabe su nombre.

Tempus fugit (II)




Hoy vienen a nuestra página tres relojes más. El primero de ellos lo podemos encontrar en la torre de las Caballerizas, en La Magdalena. El siguiente es el reloj de Correos, que tantos problemas está danto últimamente, aunque parece que por fin vuelve a funcionar.

Por último, uno de los relojes más modernos de Santander: el que está en la fachada principal de la Estación de Autobuses.


Tempus fugit (III)
Tempus fugit (I)

lunes, 3 de marzo de 2014

Tempus fugit (I)




Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus

Pero huye entre tanto, huye irreparablemente el tiempo
Geórgicas, Virgilio


En las fachadas de algunos edificios, no muchos, la verdad, podemos encontrar un reloj, de mayor o menor tamaño, y que, salvo excepciones, podremos consultar para saber qué hora es. Otros, los menos, llevan parados mucho tiempo y parecer ser que así seguirán.

El reloj del Ayuntamiento es el más antiguo de la ciudad, pues su maquinaria data de finales del siglo XVIII, y hasta los años 80 tocaba las campandas y música ("La fuente de Cacho", "Eres alta y delgada", "Santander" y otras canciones) y en Navidad tocaba villancicos. Pero parece ser que molestaba y lo quitaron. Qué pena que ya ni siquiera toque las campanadas, aunque sea a bajo volumen.

También tenía un carillón musical el reloj del Banco Santander. Hoy en día, salvo error, sólo dan campanadas el reloj de la Catedral y el de la iglesia de Nuestra Señora de la Bien Aparecida, en la calle Vargas.


Tempus fugit (II)